Home 9 Comunicación 9 Sala de prensa 9 La diabetes no supuso un aumento del riesgo de hospitalización en pacientes diagnosticados de COVID

La diabetes no supuso un aumento del riesgo de hospitalización en pacientes diagnosticados de COVID

La diabetes no supuso un aumento del riesgo de hospitalización en pacientes diagnosticados de COVID

Los factores asociados a un riesgo mayor de hospitalización fueron la edad, el tabaquismo, la presencia de síntomas como fiebre o tos, y la coexistencia de EPOC

Jueves, 17 de junio.-  A la vista de los resultados obtenidos en el proyecto AphosDiab, puede decirse que la presencia de diabetes mellitus no supuso, en nuestro estudio, un aumento del riesgo de hospitalización por COVID-19”, concluye el Dr. Domingo Orozco-Beltránvicerrector de Investigación Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche y encargado de presentar los principales hallazgos de este epidemiológico en el marco del XXXII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Diabetes (SED).

AphosDiab es un estudio epidemiológico de ámbito nacional realizado en centros de salud (65%) y consultas de Endocrinología (35%), en el que han participado 61 investigadores. El objetivo principal era analizar el riesgo de hospitalización en pacientes diabéticos y no diabéticos diagnosticados de COVID, para valorar los factores asociados al riesgo de hospitalización por COVID y también para tratar de determinar si la presencia de diabetes era un factor de riesgo de ingreso. 

Aunque no se ha encontrado un incremento del riesgo de hospitalización en pacientes diagnosticados de COVID con diabetes en comparación con la población no diabética, el estudio ha permitido extraer otros hallazgos de interés. La edad avanzada, el tabaquismo, la presencia de síntomas como fiebre o tos y la coexistencia de EPOC son factores que, al menos en nuestro estudio, sí que se correlacionan con un riesgo mayor de hospitalización en pacientes diagnosticados de COVID”, indica el Dr. Domingo Orozco-Beltrán, que es especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y trabaja en el Centro de Salud Cabo Huertas de San Juan (Alicante). Igualmente, se ha observado que otras comorbilidades frecuentes, como la hipertensión arterial o la dislipemia, tampoco se asociaron a un aumento del riesgo de hospitalización en la población estudiada.

Del estudio [email protected] al SED1 y al DIABET-IC

Al margen de este estudio, la sesión de presentación de proyectos de la SED ha permitido conocer novedades sobre importantes iniciativas de investigación en diabetes que se están llevando a cabo en España, como el estudio [email protected]

[email protected] es un gran estudio, ya conocido y que ha generado una gran cantidad de información clínica y que ha dado lugar a numerosas publicaciones. Hace 9 años aportó una primera evidencia de la prevalencia de diabetes tipo 2 en España, tanto conocida como desconocida previamente. Luego, ha continuado aportando nuevas evidencias en relación a otras enfermedades metabólicas relacionadas, así como a factores de riesgo asociados: alimentación, ejercicio, contaminantes, colección de muestras y datos para estudios bioquímicos o genéticos. La investigadora Gemma Rojo Martínez, de Málaga, en representación del grupo de investigadores, ha resumido los últimos resultados derivados de este estudio. 

Por su parte, el Dr. Fernando Gómez Peralta, de Segovia, ha informado sobre los últimos avances producidos en el estudio epidemiológico SED1. El objetivo de esta iniciativa es conocer el perfil de los pacientes españoles con diabetes mellitus tipo 1, describir el manejo actual de la enfermedad y evaluar los factores que pueden influir en su control óptimo, así como conocer la realidad de su situación: uso de terapias avanzadas, factores relacionados con el control de la enfermedad y áreas de mejora. 

Finalmente, el Dr. José A. Gimeno Orna, de Zaragoza, ha pasado revista a los últimos datos que ofrece el estudio epidemiológico DIABET-IC. Se trata de un estudio multicéntrico español, que se realiza en consultas hospitalarias de ámbito nacional y que trata de determinar la relevancia e incidencia de la insuficiencia cardíaca en pacientes con diabetes tipo 2.

El valor de la investigación

La presentación de estos estudios es solo un botón de muestra sobre el paso firme y comprometido de la investigación en diabetes en nuestro país, con el apoyo de la SED, y a pesar de todas las dificultades estructurales y coyunturales.

La pandemia ha supuesto una sobrecarga extraordinaria a los médicos del sistema sanitario español, tanto desde el punto de vista físico como psicológico. A pesar de ello, como resalta el vicerrector de Investigación Universidad Miguel Hernández, la necesidad de obtener información objetiva y contrastada ante una nueva enfermedad que era una gran desconocida ha puesto en valor el compromiso y la profesionalidad de nuestros compañeros, que han aportado estudios para poder disponer de recomendaciones basadas en evidencias científicas para mejorar el pronóstico de los pacientes con COVID”.

La extraordinaria demanda que ha supuesto la pandemia ha obligado a priorizar la atención clínica y la investigación hacia esta patología. Sin embargo, según el Dr. Domingo Orozco-Beltrán, “a pesar de ello, se ha podido mantener la calidad en otros proyectos algunos ya conocidos, que han continuado su andadura, y otros nuevos.    

Control de la diabetes en paciente COVID

Respecto a cómo se ha efectuado el control de la diabetes en el paciente COVID-19, en un encuentro con la experta Mª Carmen Serrano Laguna, del Hospital Clínico Universitario San Cecilio (Granada), se efectuará una revisión de lo publicado hasta el momento sobre el manejo con hiperglucemia en estos casos, y es que “esta pandemia nos ha demostrado que necesitamos guías de actuación prácticas en el paciente diabético con infección por COVID-19”, indica la especialista en Endocrinología y Nutrición, quien admite que, dada la coyuntura sanitaria que hemos vivido desde el inicio de la pandemia y todo lo novedoso de la situación, el control glucémico no ha sido hasta hace poco tiempo la prioridad en el manejo de la infección por COVID-19, algo que resulta de gran trascendencia clínica, ya que el control de la hiperglucemia en los pacientes infectados por este coronavirus es fundamental para asegurar una evolución favorable de la enfermedad”.

Actualmente, la menor carga asistencial, así como la experiencia acumulada en estos meses y la identificación de la hiperglucemia como factor de mal pronóstico“está permitiendo mejorar el control del paciente diabético por personal experimentado”, asegura la Dra. Serrano; a su juicio, para asegurar un adecuado control de estos pacientes, sería fundamental poner todas las armas de las que disponemos a disposición del paciente hospitalizado, entre ellas, la tecnología y un cambio en el algoritmo de tratamiento del paciente diabético hospitalizado.