TODA LA ACTUALIDAD AL ALCANCE DE TU MANO


/ noticias/las-nuevas-tecnologias-y-los-metadatos-abren-nuevas-alternativas-futuras-a-la-experimentacion-animal-en-la-investigacion-de-la-diabetes/

Nuestro objetivo es mejorar la esperanza y la calidad de vida de los pacientes con diabetes.

/ Las nuevas tecnologías y los metadatos abren nuevas alternativas futuras a la experimentación animal en la investigación de la diabetes

Compartir en redes :


Las Palmas de GC, 28 de abril.-  Las nuevas tecnologías y el manejo de metadatos permite alcanzar logaritmos de probabilidad que reducen drásticamente el número de animales de experimentación necesarios para avanzar en la investigación biomédica y, en particular, en la investigación en diabetes. Así lo manifiesta Ana Isabel Arroba Espinosa, investigadora biomédica del Programa Nicolás Monardes del Hospital Universitario Puerta del Mar (Cádiz), que participa en un encuentro con el experto celebrado en el XXXIII Congreso de la Sociedad Española de Diabetes (SED); sin embargo, según admite, “una vez que el cálculo de probabilidades genera dianas probables, es necesario la validación de las mismas y para ello, en estos momentos, sigue precisándose de modelos animales.

Los tiempos avanzan y van apareciendo recursos que reducen considerablemente el número de animales necesarios para realizar algunos abordajes experimentales, pero “si buscamos investigación de calidad y traslacional en biomedicina, de momento no ha llegado el día en el que se pueda prescindir de este tipo de diseños experimentales”, asegura esta experta, quien reconoce que “a pesar de los avances científicos para evitar en la medida de lo posible el uso de animales de experimentación, a día de hoy sigue siendo una herramienta clave en el estudio de multitud de enfermedades.

Esto es así porque la investigación animal aporta una perspectiva mucho más fisiológica de la patología, con integración de mecanismos de señalización y en un contexto integrativo del organismo. “Cada uno de los distintos abordajes experimentales de los que disponemos para desarrollar nuestras líneas de investigación nos permite plantearnos preguntas muy concretas y el análisis independiente de respuestas específicas”, explica la investigadora del Laboratorio de Diabetes y complicaciones asociadas del Hospital Universitario Puerta del Mar; sin embargo, aclara, “el conjunto de la respuesta ante diferentes tratamientos, progresión de la enfermedad o afectación de otros órganos o tejidos sólo se puede identificar actualmente mediante ensayos in vivo”

Actualmente, se están desarrollando cultivos organotípicos que permiten, de modo "ex vivo", evaluar los mecanismos de señalización implicados en estructuras tridimensionales que integran distintos tejidos que conforman el órgano de estudio. “Pero, a pesar de esta herramienta, es necesario determinar la afectación del sistema completo”, señala esta experta.

Más controles

El uso de animales de experimentación ha tenido una evolución positiva en cuanto al manejo de los propios animales, así como con el desarrollo de protocolos éticos tanto nacionales como europeos que protegen a los animales de la mala praxis. “Esto se refleja en la optimización del número de ejemplares, la metodología seguida, la valoración del bienestar animal o el seguimiento de los protocolos tanto de eutanasia como tratamientos”, apunta Ana Isabel Arroba. 

En cualquier caso, como consejo práctico, esta investigadora recalca la necesidad de adquirir los conocimientos necesarios para el manejo de animales de experimentación, lo que permite diseñar de manera adecuada los procesos a seguir en el desarrollo experimental”.

Beneficios en la investigación de la diabetes

De lo que no cabe duda, en opinión de Ana Isabel Arroba, es que la experimentación animal es importante en todos los ámbitos, pero concretamente en el campo de la investigación en diabetes ha permitido y permite grandes avances.

Por ejemplo, según apunta, “hace posible analizar cómo varios fármacos diseñados inicialmente para el control de la diabetes mellitus pueden actuar no sólo como hipoglucemiantes, sino que también ejercen acciones en otros órganos diana durante la diabetes (como retina y riñón)”; de este modo, se optimizan los resultados obtenidos y se avanza mucho más rápido en el desarrollo de los tratamientos y en la identificación de potenciales dianas terapéuticas.

Y es que, según reflexiona esta investigadora, “todas las investigaciones biomédicas tienen como fin trasladar los conocimientos adquiridos a la población, por lo que tener un modelo animal nos permite comprobar, al menos inicialmente, la eficacia y seguridad de nuevas alternativas terapéuticas

 

DESCARGABLES

    No hay documentos


VÍDEOS

    No hay vídeos

Las nuevas tecnologías y los metadatos abren nuevas alternativas futuras a la experimentación animal en la investigación de la diabetes

Las Palmas de GC, 28 de abril.-  Las nuevas tecnologías y el manejo de metadatos permite alcanzar logaritmos de probabilidad que reducen drásticamente el número de animales de experimentación necesarios para avanzar en la investigación biomédica y, en particular, en la investigación en diabetes. Así lo manifiesta Ana Isabel Arroba Espinosa, investigadora biomédica del Programa Nicolás Monardes del Hospital Universitario Puerta del Mar (Cádiz), que participa en un encuentro con el experto celebrado en el XXXIII Congreso de la Sociedad Española de Diabetes (SED); sin embargo, según admite, “una vez que el cálculo de probabilidades genera dianas probables, es necesario la validación de las mismas y para ello, en estos momentos, sigue precisándose de modelos animales.

Los tiempos avanzan y van apareciendo recursos que reducen considerablemente el número de animales necesarios para realizar algunos abordajes experimentales, pero “si buscamos investigación de calidad y traslacional en biomedicina, de momento no ha llegado el día en el que se pueda prescindir de este tipo de diseños experimentales”, asegura esta experta, quien reconoce que “a pesar de los avances científicos para evitar en la medida de lo posible el uso de animales de experimentación, a día de hoy sigue siendo una herramienta clave en el estudio de multitud de enfermedades.

Esto es así porque la investigación animal aporta una perspectiva mucho más fisiológica de la patología, con integración de mecanismos de señalización y en un contexto integrativo del organismo. “Cada uno de los distintos abordajes experimentales de los que disponemos para desarrollar nuestras líneas de investigación nos permite plantearnos preguntas muy concretas y el análisis independiente de respuestas específicas”, explica la investigadora del Laboratorio de Diabetes y complicaciones asociadas del Hospital Universitario Puerta del Mar; sin embargo, aclara, “el conjunto de la respuesta ante diferentes tratamientos, progresión de la enfermedad o afectación de otros órganos o tejidos sólo se puede identificar actualmente mediante ensayos in vivo”

Actualmente, se están desarrollando cultivos organotípicos que permiten, de modo «ex vivo», evaluar los mecanismos de señalización implicados en estructuras tridimensionales que integran distintos tejidos que conforman el órgano de estudio. “Pero, a pesar de esta herramienta, es necesario determinar la afectación del sistema completo”, señala esta experta.

Más controles

El uso de animales de experimentación ha tenido una evolución positiva en cuanto al manejo de los propios animales, así como con el desarrollo de protocolos éticos tanto nacionales como europeos que protegen a los animales de la mala praxis. “Esto se refleja en la optimización del número de ejemplares, la metodología seguida, la valoración del bienestar animal o el seguimiento de los protocolos tanto de eutanasia como tratamientos”, apunta Ana Isabel Arroba. 

En cualquier caso, como consejo práctico, esta investigadora recalca la necesidad de adquirir los conocimientos necesarios para el manejo de animales de experimentación, lo que permite diseñar de manera adecuada los procesos a seguir en el desarrollo experimental”.

Beneficios en la investigación de la diabetes

De lo que no cabe duda, en opinión de Ana Isabel Arroba, es que la experimentación animal es importante en todos los ámbitos, pero concretamente en el campo de la investigación en diabetes ha permitido y permite grandes avances.

Por ejemplo, según apunta, “hace posible analizar cómo varios fármacos diseñados inicialmente para el control de la diabetes mellitus pueden actuar no sólo como hipoglucemiantes, sino que también ejercen acciones en otros órganos diana durante la diabetes (como retina y riñón)”; de este modo, se optimizan los resultados obtenidos y se avanza mucho más rápido en el desarrollo de los tratamientos y en la identificación de potenciales dianas terapéuticas.

Y es que, según reflexiona esta investigadora, “todas las investigaciones biomédicas tienen como fin trasladar los conocimientos adquiridos a la población, por lo que tener un modelo animal nos permite comprobar, al menos inicialmente, la eficacia y seguridad de nuevas alternativas terapéuticas

 

 

D: C/Eugenio Salazar 23 (28002) Madrid

T: 914 013 342 

Lunes – Jueves 8:00H / 14:00H – 15:00H/17:00H

Viernes 8:00H / 15:00H

Junio – Septiembre. Lunes – Viernes 8:00H/15:00H

www.sediabetes.org

 

POLÍTICA DE PRIVACIDAD



1) LEY 34/2002, DE SERVICIOS DE SOCIEDAD DE LA INFORMACION, ( L.S.S.I )

En cumplimiento de lo dispuesto en el art. 10 de la Ley 34/2002 de 11 de julio de Servicios de la Sociedad de la Información (L.S.S.I.) se pone en conocimiento de los USUARIOS de esta página, la información relativa a la razón social de la SED, y que a continuación se detalla:

Nombre social: SOCIEDAD ESPAÑOLA DE DIABETES (en adelante, la SED).
CIF: G-78052826.
Domicilio: C/ Eugenio Salazar, 23.
28002 Madrid.
E-mail: web@sediabetes.org.


2) LEY 15/1999 DE PROTECCION DE DATOS DE CARACTER PERSONAL

La SED, con arreglo al Reglamento (UE) 2016/679 de Protección de Datos, le informa que los datos de carácter personal recogidos en cualquiera de los apartados del presente dominio web serán tratados de manera confidencial en ficheros cuyo Responsable del Tratamiento es la SED.

La finalidad del tratamiento es la de gestionar de forma adecuada la prestación del servicio que nos ha requerido, así como para posibles comunicaciones comerciales y/o de prestación de servicios a su correo electrónico, teléfono móvil y/o dirección postal.

Le informamos de la posibilidad de ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, limitar el tratamiento de sus datos, directamente oponerse al tratamiento o ejercer el derecho a la portabilidad de estos, ante la SED como Responsable del Tratamiento, a través del correo electrónico: meugeniaruiz@sediabetes.org o por correo ordinario a la dirección C/ Eugenio Salazar 23 (28002) Madrid.

Los datos personales proporcionados serán tratados de forma activa mientras que se ostente la condición de usuario de los productos, servicios o de la información ofrecida a través del presente dominio web; es decir, hasta que se revoque el consentimiento prestado en su caso, o el usuario ejerza sus derechos de supresión u oposición.

Igualmente, le informamos de su derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de Control en materia de Protección de Datos de su país, si considera que el tratamiento de datos personales que le conciernen infringe la normativa vigente.