TODA LA ACTUALIDAD AL ALCANCE DE TU MANO


/ noticias/la-sed-advierte-sobre-el-impacto-negativo-de-la-covid-19-y-de-las-restricciones-asociadas-en-personas-con-diabetes/

La ‘cronificación’ de la pandemia y de las medidas de contención pueden tener consecuencias nefastas en esta población

/ La SED advierte sobre el impacto negativo de la COVID-19 y de las restricciones asociadas en personas con diabetes

Compartir en redes :


Lunes, 01 de febrero. “La prolongación de la pandemia y de las restricciones en la atención clínica eficaz agravarán la situación de las personas con diabetes en España”, según destaca el Dr. Antonio Pérez Pérez, presidente de la Sociedad Española de Diabetes (SED), quien considera urgente e imprescindible garantizar que los pacientes reciban una atención clínica eficiente que contemple las diferentes prestaciones (incluido el despistaje de la enfermedad en las personas de riesgo), la educación y monitorización del control y de las complicaciones (en visitas presenciales y/o remotas) y la adaptación del tratamiento de la diabetes en un contexto de pandemia COVID-19”.

 

La pandemia de COVID-19 supone un gran desafío para las personas con diabetes; entre otros efectos, ha provocado que muchas de sus rutinas normales se hayan interrumpido bruscamente para respetar las restricciones impuestas. A juicio del presidente de la SED, “el efecto inmediato es que se ha afectado enormemente la capacidad de estas personas para acceder y recibir atención médica, obtener medicamentos y material de control para la diabetes, así como para mantener un estilo de vida saludable”, afirma el Dr. Pérez, que es Director de Unidad del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (Barcelona).

 

Como advierte el Dr. Antonio Pérez, si bien en la actualidad se desconocen las implicaciones para la salud a largo plazo de la COVID-19 en las personas con diabetes, “los datos disponibles indican que incluso una interrupción a corto plazo en la atención habitual que reciben estas personas puede ser catastrófica, especialmente en pacientes mayores, de áreas desfavorecidas y con menor capacidad para la automonitorización y autoajuste del tratamiento”.

 

Impacto en DM1 y DM2

Aunque la información sobre las consecuencias indirectas de la pandemia COVID-19 en las personas con diabetes es limitada, ya se tienen datos que permiten valorar el impacto de la primera ola, tanto en personas con diabetes tipo 1 (DM1) y como en personas con diabetes tipo 2 (DM2)

 

Los estudios realizados en España en personas con DM1 que utilizan monitorización continua de glucosa (MCG) o monitorización flash de glucosa muestran que durante la cuarenta no hubo modificaciones, e incluso se obtuvieron efectos beneficiosos sobre el control glucémico1,2,3. Según considera el Dr. Antonio Pérez, “esta mejoría podría deberse a dedicar más tiempo al control de la diabetes, tener horarios más regulares y menor estrés relacionado con desplazamientos y el trabajo”.

 

Sin embargo, como matiza el presidente de la SED, “estos resultados probablemente no son aplicables a personas con diabetes tipo 1 menos motivadas por el control, que no utilizan monitorización continua de glucosa y/o cuya situación sociolaboral compite por el tiempo dedicado al manejo de la diabetes”. Así, por ejemplo, en personas con DM1 que participaron en el ‘Taking Control of Your Diabetes’ en Estados Unidos, el 46% refería que la pandemia le dificultaba el manejo de la diabetes y en alrededor del 25% un aumento en la frecuencia de los niveles altos de glucemia y en la variabilidad de la misma4. De la misma forma, una encuesta web llevada a cabo en España entre más de 600 personas con DM1, dos tercios referían deterioro del control glucémico y 4 de cada 10 aumento de peso durante el confinamiento5.

 

La población con diabetes tipo 2 es mucho más heterogénea que la población con DM1 en aspectos tan relevantes como el tratamiento, la monitorización del control y la competencia para realizar autoajustes del tratamiento y en la utilización de herramientas que facilitan la consulta remota. Entre otras evidencias, en un estudio italiano se ha demostrado, por ejemplo, como el confinamiento indujo un empeoramiento del control metabólico a corto plazo en el 26% de pacientes con DM2 previamente bien controlados6.

 

Por las características de las poblaciones estudiadas y el entorno asistencial, según detalla el Dr. Antonio Pérez, “estos datos no son aplicables a la población general con diabetes tipo 2, especialmente en aquellas en las que la intervención del sistema sanitario es imprescindible para la monitorización del control y la intensificación del tratamiento”.  Además, como añade el presidente de la SED, “teniendo en cuenta que los datos publicados son a muy corto plazo y el carácter progresivo de la diabetes tipo 2, es de esperar que la ausencia o reducción de la monitorización y de intensificación del tratamiento conlleve mayor deterioro del control a más largo plazo”. 

 

En este sentido, según se ha evidenciado en una amplia cohorte de pacientes del Reino Unido, es alarmante la enorme reducción (77-84%) en la determinación de HbA1c y en la prescripción de metformina e insulina, particularmente en personas mayores con DM27. También se ha observado, en un estudio alemán, una acusada disminución en el número de personas con ≥1 cambio en la medicación para la diabetes8.

 

El retraso en el diagnóstico de la DM2 es otra consecuencia indirecta de la pandemia COVID-19. En el Reino Unido, en los primeros 4 meses del confinamiento hubo una reducción del 69-70% en nuevos diagnósticos de diabetes tipo 2, lo que representaría no realizar o retrasar más de 45.000 diagnósticos en este periodo7.

 

Como concluye el presidente de la SED, “globalmente, todos estos datos son preocupantes. La ausencia o retraso en el diagnóstico y monitorización de la de la diabetes limitan la toma de decisiones terapéuticas óptimas, dirigidas a mejorar el control metabólico y prevenir el desarrollo o progresión de complicaciones potencialmente graves a largo plazo”.

 

 

Referencias bibliográficas

  1. Beato-Víbora PI, et al. No deleterious effect of lockdown due to COVID-19 pandemic on glycaemic control, measured by glucose monitoring, in adults with type 1 diabetes. Diabetes Technol Ther. 2020 doi: 10.1089/dia.2020.0184. dia.2020.0184
  2. Fernández E, et al. Impact of COVID-19 lockdown on glycemic control in patients with type 1 diabetes. Diabetes Res Clin Pract. 2020;166:108348
  3. Pla B, et al. Impact of COVID-19 Lockdown on Glycemic Control in Adults with Type 1 Diabetes Mellitus.J Endocr Soc. 2020;4(12): bvaa149
  4. Fisher L, et al. The early impact of the COVID-19 pandemic on adults with type 1 or type 2 diabetes: A national cohort study. J Diabetes Complications. 2020;34(12):107748
  5. Tejera-Perez C, et al. People living with type 1 diabetes point of view in COVID-19 times (COVIDT1 study): Disease impact, health system pitfalls and lessons for the future [published online ahead of print, 2020 Dec 3]. Diabetes Res Clin Pract. 2020;171:108547
  6. Biancalana E, et al. Short-term impact of COVID-19 lockdown on metabolic control of patients with well-controlled type 2 diabetes: a single-centre observational study. Acta Diabetol. 2020 Nov 21:1–6
  7. Matthew J. Carr, et al. Impact of COVID-19 on the diagnoses, HbA1c monitoring and mortality in people with type 2 diabetes: a UK-wide cohort study involving 13 million people in primary care. medRxiv 2020.10.25.20200675
  8. Jacob L, et al. Change in glucose-lowering medication regimen in individuals with type 2 diabetes mellitus during the COVID-19 pandemic in Germany. Diabetes Obes Metab. 2020 Dec 15. doi: 10.1111/dom.14293. Epub ahead of print. PMID: 33319440

DESCARGABLES

    No hay documentos


VÍDEOS

    No hay vídeos

La SED advierte sobre el impacto negativo de la COVID-19 y de las restricciones asociadas en personas con diabetes

Lunes, 01 de febrero. “La prolongación de la pandemia y de las restricciones en la atención clínica eficaz agravarán la situación de las personas con diabetes en España”, según destaca el Dr. Antonio Pérez Pérez, presidente de la Sociedad Española de Diabetes (SED), quien considera urgente e imprescindible garantizar que los pacientes reciban una atención clínica eficiente que contemple las diferentes prestaciones (incluido el despistaje de la enfermedad en las personas de riesgo), la educación y monitorización del control y de las complicaciones (en visitas presenciales y/o remotas) y la adaptación del tratamiento de la diabetes en un contexto de pandemia COVID-19”.

 

La pandemia de COVID-19 supone un gran desafío para las personas con diabetes; entre otros efectos, ha provocado que muchas de sus rutinas normales se hayan interrumpido bruscamente para respetar las restricciones impuestas. A juicio del presidente de la SED, “el efecto inmediato es que se ha afectado enormemente la capacidad de estas personas para acceder y recibir atención médica, obtener medicamentos y material de control para la diabetes, así como para mantener un estilo de vida saludable”, afirma el Dr. Pérez, que es Director de Unidad del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (Barcelona).

 

Como advierte el Dr. Antonio Pérez, si bien en la actualidad se desconocen las implicaciones para la salud a largo plazo de la COVID-19 en las personas con diabetes, “los datos disponibles indican que incluso una interrupción a corto plazo en la atención habitual que reciben estas personas puede ser catastrófica, especialmente en pacientes mayores, de áreas desfavorecidas y con menor capacidad para la automonitorización y autoajuste del tratamiento”.

 

Impacto en DM1 y DM2

Aunque la información sobre las consecuencias indirectas de la pandemia COVID-19 en las personas con diabetes es limitada, ya se tienen datos que permiten valorar el impacto de la primera ola, tanto en personas con diabetes tipo 1 (DM1) y como en personas con diabetes tipo 2 (DM2)

 

Los estudios realizados en España en personas con DM1 que utilizan monitorización continua de glucosa (MCG) o monitorización flash de glucosa muestran que durante la cuarenta no hubo modificaciones, e incluso se obtuvieron efectos beneficiosos sobre el control glucémico1,2,3. Según considera el Dr. Antonio Pérez, “esta mejoría podría deberse a dedicar más tiempo al control de la diabetes, tener horarios más regulares y menor estrés relacionado con desplazamientos y el trabajo”.

 

Sin embargo, como matiza el presidente de la SED, “estos resultados probablemente no son aplicables a personas con diabetes tipo 1 menos motivadas por el control, que no utilizan monitorización continua de glucosa y/o cuya situación sociolaboral compite por el tiempo dedicado al manejo de la diabetes”. Así, por ejemplo, en personas con DM1 que participaron en el ‘Taking Control of Your Diabetes’ en Estados Unidos, el 46% refería que la pandemia le dificultaba el manejo de la diabetes y en alrededor del 25% un aumento en la frecuencia de los niveles altos de glucemia y en la variabilidad de la misma4. De la misma forma, una encuesta web llevada a cabo en España entre más de 600 personas con DM1, dos tercios referían deterioro del control glucémico y 4 de cada 10 aumento de peso durante el confinamiento5.

 

La población con diabetes tipo 2 es mucho más heterogénea que la población con DM1 en aspectos tan relevantes como el tratamiento, la monitorización del control y la competencia para realizar autoajustes del tratamiento y en la utilización de herramientas que facilitan la consulta remota. Entre otras evidencias, en un estudio italiano se ha demostrado, por ejemplo, como el confinamiento indujo un empeoramiento del control metabólico a corto plazo en el 26% de pacientes con DM2 previamente bien controlados6.

 

Por las características de las poblaciones estudiadas y el entorno asistencial, según detalla el Dr. Antonio Pérez, “estos datos no son aplicables a la población general con diabetes tipo 2, especialmente en aquellas en las que la intervención del sistema sanitario es imprescindible para la monitorización del control y la intensificación del tratamiento”.  Además, como añade el presidente de la SED, “teniendo en cuenta que los datos publicados son a muy corto plazo y el carácter progresivo de la diabetes tipo 2, es de esperar que la ausencia o reducción de la monitorización y de intensificación del tratamiento conlleve mayor deterioro del control a más largo plazo”. 

 

En este sentido, según se ha evidenciado en una amplia cohorte de pacientes del Reino Unido, es alarmante la enorme reducción (77-84%) en la determinación de HbA1c y en la prescripción de metformina e insulina, particularmente en personas mayores con DM27. También se ha observado, en un estudio alemán, una acusada disminución en el número de personas con ≥1 cambio en la medicación para la diabetes8.

 

El retraso en el diagnóstico de la DM2 es otra consecuencia indirecta de la pandemia COVID-19. En el Reino Unido, en los primeros 4 meses del confinamiento hubo una reducción del 69-70% en nuevos diagnósticos de diabetes tipo 2, lo que representaría no realizar o retrasar más de 45.000 diagnósticos en este periodo7.

 

Como concluye el presidente de la SED, “globalmente, todos estos datos son preocupantes. La ausencia o retraso en el diagnóstico y monitorización de la de la diabetes limitan la toma de decisiones terapéuticas óptimas, dirigidas a mejorar el control metabólico y prevenir el desarrollo o progresión de complicaciones potencialmente graves a largo plazo”.

 

 

Referencias bibliográficas

  1. Beato-Víbora PI, et al. No deleterious effect of lockdown due to COVID-19 pandemic on glycaemic control, measured by glucose monitoring, in adults with type 1 diabetes. Diabetes Technol Ther. 2020 doi: 10.1089/dia.2020.0184. dia.2020.0184
  2. Fernández E, et al. Impact of COVID-19 lockdown on glycemic control in patients with type 1 diabetes. Diabetes Res Clin Pract. 2020;166:108348
  3. Pla B, et al. Impact of COVID-19 Lockdown on Glycemic Control in Adults with Type 1 Diabetes Mellitus.J Endocr Soc. 2020;4(12): bvaa149
  4. Fisher L, et al. The early impact of the COVID-19 pandemic on adults with type 1 or type 2 diabetes: A national cohort study. J Diabetes Complications. 2020;34(12):107748
  5. Tejera-Perez C, et al. People living with type 1 diabetes point of view in COVID-19 times (COVIDT1 study): Disease impact, health system pitfalls and lessons for the future [published online ahead of print, 2020 Dec 3]. Diabetes Res Clin Pract. 2020;171:108547
  6. Biancalana E, et al. Short-term impact of COVID-19 lockdown on metabolic control of patients with well-controlled type 2 diabetes: a single-centre observational study. Acta Diabetol. 2020 Nov 21:1–6
  7. Matthew J. Carr, et al. Impact of COVID-19 on the diagnoses, HbA1c monitoring and mortality in people with type 2 diabetes: a UK-wide cohort study involving 13 million people in primary care. medRxiv 2020.10.25.20200675
  8. Jacob L, et al. Change in glucose-lowering medication regimen in individuals with type 2 diabetes mellitus during the COVID-19 pandemic in Germany. Diabetes Obes Metab. 2020 Dec 15. doi: 10.1111/dom.14293. Epub ahead of print. PMID: 33319440

 

D: C/Eugenio Salazar 23 (28002) Madrid

T: 914 013 342 

Lunes – Jueves 8:00H / 14:00H – 15:00H/17:00H

Viernes 8:00H / 15:00H

Junio – Septiembre. Lunes – Viernes 8:00H/15:00H

www.sediabetes.org

 

POLÍTICA DE PRIVACIDAD



1) LEY 34/2002, DE SERVICIOS DE SOCIEDAD DE LA INFORMACION, ( L.S.S.I )

En cumplimiento de lo dispuesto en el art. 10 de la Ley 34/2002 de 11 de julio de Servicios de la Sociedad de la Información (L.S.S.I.) se pone en conocimiento de los USUARIOS de esta página, la información relativa a la razón social de la SED, y que a continuación se detalla:

Nombre social: SOCIEDAD ESPAÑOLA DE DIABETES (en adelante, la SED).
CIF: G-78052826.
Domicilio: C/ Eugenio Salazar, 23.
28002 Madrid.
E-mail: web@sediabetes.org.


2) LEY 15/1999 DE PROTECCION DE DATOS DE CARACTER PERSONAL

La SED, con arreglo al Reglamento (UE) 2016/679 de Protección de Datos, le informa que los datos de carácter personal recogidos en cualquiera de los apartados del presente dominio web serán tratados de manera confidencial en ficheros cuyo Responsable del Tratamiento es la SED.

La finalidad del tratamiento es la de gestionar de forma adecuada la prestación del servicio que nos ha requerido, así como para posibles comunicaciones comerciales y/o de prestación de servicios a su correo electrónico, teléfono móvil y/o dirección postal.

Le informamos de la posibilidad de ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, limitar el tratamiento de sus datos, directamente oponerse al tratamiento o ejercer el derecho a la portabilidad de estos, ante la SED como Responsable del Tratamiento, a través del correo electrónico: meugeniaruiz@sediabetes.org o por correo ordinario a la dirección C/ Eugenio Salazar 23 (28002) Madrid.

Los datos personales proporcionados serán tratados de forma activa mientras que se ostente la condición de usuario de los productos, servicios o de la información ofrecida a través del presente dominio web; es decir, hasta que se revoque el consentimiento prestado en su caso, o el usuario ejerza sus derechos de supresión u oposición.

Igualmente, le informamos de su derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de Control en materia de Protección de Datos de su país, si considera que el tratamiento de datos personales que le conciernen infringe la normativa vigente.