INVESTIGAR ES CONSTRUIR EL FUTURO


/ investigacion/investigando-en-diabetes-octubre-2020/

Nuestro objetivo es mejorar la esperanza y la calidad de vida de los pacientes con diabetes.

/ Octubre 2020

Compartir en redes :


INVESTIGANDO EN DIABETES. Octubre 2020.

Los Drs Emilio Ortega (Hospital Clínic de Barcelona, CIBEROBN) y Didac Mauricio (Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, CIBERDEM) nos cuentan los resultados de su trabajo sobre las alteraciones del perfil de lipoproteínas en la diabetes mellitus tipo 1:

Las lipoproteínas son partículas, pequeñas esferas, que transportan los lípidos (colesterol y triglicéridos) por el torrente sanguíneo. Diversos estudios indican que existen alteraciones en el número (por exceso o por defecto) o función de estas lipoproteínas, o de los lípidos que transportan, que explicarían en parte el mayor riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular en las personas con diabetes tipo 1 (DM1). El objetivo de este proyecto fue evaluar mediante resonancia magnética nuclear (RMN), que permite una caracterización muy precisa, el perfil de lipoproteínas de personas con DM1 y analizar las diferencias que existen en comparación con personas sin diabetes (grupo control).

Este estudio incluyó a 508 personas con DM1 y 347 sin diabetes, reclutados en los hospitales Arnau de Vilanova de Lleida, Clínic de Barcelona, Germans Trias i Pujol de Badalona y el Centro de Atención Primaria de Mollerussa, en Lleida. Analizamos el perfil de lípidos de la analítica habitual y, además, el ya mencionado perfil avanzado de lipoproteínas por RMN con espectroscopia. Los resultados los comparamos teniendo en cuenta las diferentes características de los participantes, como la edad, sexo, uso de medicación hipolipemiante, índice de masa corporal, y el grupo (diabetes o no) al que pertenecían.

La mediana de edad de los participantes del estudio fue de 45 años siendo hombres el 48,2%. En el grupo de DM1, la mediana de duración de la diabetes fue de 23 años, el 8,1% tenían enfermedad renal y el 40,2% retinopatía diabética. Además, en este grupo, el 29,5% tenían hipertensión y el 45,7% estaban en tratamiento con estatinas frente al grupo control cuyas prevalencias respectivas eran de 9,2% y 8,1%.

El grupo con DM1 mostró un mejor perfil de lípidos que el grupo de personas sin diabetes, tanto el perfil convencional usado en la clínica diaria (colesterol total y HDL y triglicéridos), como en el perfil avanzado de lipoproteínas determinado por RMN. Este mejor perfil avanzado estaba definido por un menor número de lipoproteínas aterogénicas (responsables de inducir depósito de colesterol en la pared arterial), como son las partículas de muy baja y baja densidad (VLDL y LDL), y un mayor número de lipoproteínas antiaterogénicas, como las partículas de alta densidad (HDL), frente a las personas sin diabetes. A destacar una excepción en este mejor perfil lipídico global, y es que las mujeres con diabetes no tenían menor número de partículas pequeñas LDL (aterogénicas) que las mujeres sin diabetes. Todos estos resultados se mantuvieron tras ajustar por variables de confusión que podían explicar estas diferencias.

Las mujeres del grupo control tenían un perfil de lipoproteínas por RMN más favorable que sus respectivos controles hombres. Sin embargo, las mujeres con diabetes, aunque tenían un perfil de lipoproteínas por RMN más favorable que las mujeres sin diabetes (con la excepción mencionada), este perfil no era mejor, sino similar, al de hombres con diabetes. En concreto, igual concentración de partículas aterogénicas como las LDL y no-HDL. Es decir, las mujeres con diabetes estarían perdiendo algunas de las características lipídicas “protectoras” que si observamos en las mujeres sin diabetes cuando se comparan con los hombres sin diabetes.

Finalmente, las personas con DM1 mostraron mayores discrepancias que los sujetos sin diabetes entre el número de partículas de LDL determinadas por RMN y las concentraciones de colesterol LDL evaluadas de manera rutinaria. Los resultados indican que las personas con DM1 necesitarán un mayor número de partículas LDL para transportar la misma cantidad de colesterol LDL. Este mayor número de partículas sería más deletéreo.

Estos resultados, ponen de relevancia que el perfil convencional que se utiliza en la clínica puede esconder alteraciones de las lipoproteínas que podrían contribuir al desarrollo prematuro de arteriosclerosis en las personas con diabetes tipo 1. En este sentido, nuestros grupos están realizando nuevos estudios para determinar la influencia del control glucémico sobre estas lipoproteínas.

Referencia:

Amor AJ, Castelblanco E, Hernández M, Gimenez M, Granado-Casas M, Blanco J, Soldevila B, Esmatjes E, Conget I, Alonso N, Ortega E, Mauricio D. 

Advanced lipoprotein profile disturbances in type 1 diabetes mellitus: a focus on LDL particles.
Cardiovasc Diabetol. 2020 Aug 9;19(1):126.

DESCARGABLES

  • Ver Artículo
  • Ver Artículo

VÍDEOS

  • Video Dr.
  • Video Dr. Didac Mauric

Octubre 2020

INVESTIGANDO EN DIABETES. Octubre 2020.

Los Drs Emilio Ortega (Hospital Clínic de Barcelona, CIBEROBN) y Didac Mauricio (Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, CIBERDEM) nos cuentan los resultados de su trabajo sobre las alteraciones del perfil de lipoproteínas en la diabetes mellitus tipo 1:

Las lipoproteínas son partículas, pequeñas esferas, que transportan los lípidos (colesterol y triglicéridos) por el torrente sanguíneo. Diversos estudios indican que existen alteraciones en el número (por exceso o por defecto) o función de estas lipoproteínas, o de los lípidos que transportan, que explicarían en parte el mayor riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular en las personas con diabetes tipo 1 (DM1). El objetivo de este proyecto fue evaluar mediante resonancia magnética nuclear (RMN), que permite una caracterización muy precisa, el perfil de lipoproteínas de personas con DM1 y analizar las diferencias que existen en comparación con personas sin diabetes (grupo control).

Este estudio incluyó a 508 personas con DM1 y 347 sin diabetes, reclutados en los hospitales Arnau de Vilanova de Lleida, Clínic de Barcelona, Germans Trias i Pujol de Badalona y el Centro de Atención Primaria de Mollerussa, en Lleida. Analizamos el perfil de lípidos de la analítica habitual y, además, el ya mencionado perfil avanzado de lipoproteínas por RMN con espectroscopia. Los resultados los comparamos teniendo en cuenta las diferentes características de los participantes, como la edad, sexo, uso de medicación hipolipemiante, índice de masa corporal, y el grupo (diabetes o no) al que pertenecían.

La mediana de edad de los participantes del estudio fue de 45 años siendo hombres el 48,2%. En el grupo de DM1, la mediana de duración de la diabetes fue de 23 años, el 8,1% tenían enfermedad renal y el 40,2% retinopatía diabética. Además, en este grupo, el 29,5% tenían hipertensión y el 45,7% estaban en tratamiento con estatinas frente al grupo control cuyas prevalencias respectivas eran de 9,2% y 8,1%.

El grupo con DM1 mostró un mejor perfil de lípidos que el grupo de personas sin diabetes, tanto el perfil convencional usado en la clínica diaria (colesterol total y HDL y triglicéridos), como en el perfil avanzado de lipoproteínas determinado por RMN. Este mejor perfil avanzado estaba definido por un menor número de lipoproteínas aterogénicas (responsables de inducir depósito de colesterol en la pared arterial), como son las partículas de muy baja y baja densidad (VLDL y LDL), y un mayor número de lipoproteínas antiaterogénicas, como las partículas de alta densidad (HDL), frente a las personas sin diabetes. A destacar una excepción en este mejor perfil lipídico global, y es que las mujeres con diabetes no tenían menor número de partículas pequeñas LDL (aterogénicas) que las mujeres sin diabetes. Todos estos resultados se mantuvieron tras ajustar por variables de confusión que podían explicar estas diferencias.

Las mujeres del grupo control tenían un perfil de lipoproteínas por RMN más favorable que sus respectivos controles hombres. Sin embargo, las mujeres con diabetes, aunque tenían un perfil de lipoproteínas por RMN más favorable que las mujeres sin diabetes (con la excepción mencionada), este perfil no era mejor, sino similar, al de hombres con diabetes. En concreto, igual concentración de partículas aterogénicas como las LDL y no-HDL. Es decir, las mujeres con diabetes estarían perdiendo algunas de las características lipídicas “protectoras” que si observamos en las mujeres sin diabetes cuando se comparan con los hombres sin diabetes.

Finalmente, las personas con DM1 mostraron mayores discrepancias que los sujetos sin diabetes entre el número de partículas de LDL determinadas por RMN y las concentraciones de colesterol LDL evaluadas de manera rutinaria. Los resultados indican que las personas con DM1 necesitarán un mayor número de partículas LDL para transportar la misma cantidad de colesterol LDL. Este mayor número de partículas sería más deletéreo.

Estos resultados, ponen de relevancia que el perfil convencional que se utiliza en la clínica puede esconder alteraciones de las lipoproteínas que podrían contribuir al desarrollo prematuro de arteriosclerosis en las personas con diabetes tipo 1. En este sentido, nuestros grupos están realizando nuevos estudios para determinar la influencia del control glucémico sobre estas lipoproteínas.

Referencia:

Amor AJ, Castelblanco E, Hernández M, Gimenez M, Granado-Casas M, Blanco J, Soldevila B, Esmatjes E, Conget I, Alonso N, Ortega E, Mauricio D. 

Advanced lipoprotein profile disturbances in type 1 diabetes mellitus: a focus on LDL particles.
Cardiovasc Diabetol. 2020 Aug 9;19(1):126.

 

D: C/Eugenio Salazar 23 (28002) Madrid

T: 914 013 342 

Lunes – Jueves 8:00H / 14:00H – 15:00H/17:00H

Viernes 8:00H / 15:00H

Junio – Septiembre. Lunes – Viernes 8:00H/15:00H

www.sediabetes.org

 

POLÍTICA DE PRIVACIDAD



1) LEY 34/2002, DE SERVICIOS DE SOCIEDAD DE LA INFORMACION, ( L.S.S.I )

En cumplimiento de lo dispuesto en el art. 10 de la Ley 34/2002 de 11 de julio de Servicios de la Sociedad de la Información (L.S.S.I.) se pone en conocimiento de los USUARIOS de esta página, la información relativa a la razón social de la SED, y que a continuación se detalla:

Nombre social: SOCIEDAD ESPAÑOLA DE DIABETES (en adelante, la SED).
CIF: G-78052826.
Domicilio: C/ Eugenio Salazar, 23.
28002 Madrid.
E-mail: web@sediabetes.org.


2) LEY 15/1999 DE PROTECCION DE DATOS DE CARACTER PERSONAL

La SED, con arreglo al Reglamento (UE) 2016/679 de Protección de Datos, le informa que los datos de carácter personal recogidos en cualquiera de los apartados del presente dominio web serán tratados de manera confidencial en ficheros cuyo Responsable del Tratamiento es la SED.

La finalidad del tratamiento es la de gestionar de forma adecuada la prestación del servicio que nos ha requerido, así como para posibles comunicaciones comerciales y/o de prestación de servicios a su correo electrónico, teléfono móvil y/o dirección postal.

Le informamos de la posibilidad de ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, limitar el tratamiento de sus datos, directamente oponerse al tratamiento o ejercer el derecho a la portabilidad de estos, ante la SED como Responsable del Tratamiento, a través del correo electrónico: meugeniaruiz@sediabetes.org o por correo ordinario a la dirección C/ Eugenio Salazar 23 (28002) Madrid.

Los datos personales proporcionados serán tratados de forma activa mientras que se ostente la condición de usuario de los productos, servicios o de la información ofrecida a través del presente dominio web; es decir, hasta que se revoque el consentimiento prestado en su caso, o el usuario ejerza sus derechos de supresión u oposición.

Igualmente, le informamos de su derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de Control en materia de Protección de Datos de su país, si considera que el tratamiento de datos personales que le conciernen infringe la normativa vigente.