Está ud. en: Formación > Educoteca

Logotipo SED

Logotipo de SED

El Logotipo SED distingue a aquellos materiales que cumplen mayoritariamente con las pautas de calidad establecidas por la SED para materiales de educación terapéutica. Dicho logotipo de calidad se inserta en la página web junto a su descripción. El acceso a los materiales distinguidos con el Logotipo SED se facilita a través de una entrada específica en la página web. En las búsquedas por temas, los materiales con Logotipo SED aparecen destacados para facilitar su localización.

Los autores/promotores/propietarios de los materiales de educación terapéutica pueden solicitar la revisión de estos materiales para obtener el Logotipo de Calidad de la SED, que se otorga previa revisión y cumplimiento de las pautas establecidas (que se especifican más abajo).

Para solicitar la adjudicación del Logotipo SED en nuevos materiales o en materiales previamente incluidos en la Educoteca, contactar con Secretaría de la SED (persona de contacto Margarita de la Calle) margadelacalle@sediabetes.org.


Pautas de calidad establecidas para la adjudicación del Logotipo SED en los materiales en la EDUCOTECA:

1.1. Objetivos bien definidos: deben orientarse a las necesidades del usuario y señalar claramente lo que cubren.
1.2. Relevancia de la información: la información debe dirigirse a aquello que el usuario más necesita.
1.3. Exactitud de la información: información ajustada al conocimiento científico actual, que no se pierda en detalles que dificulten la comprensión.
1.4. Accesibilidad, comprensión y aceptabilidad en cuanto al lenguaje, los medios, la presentación y las vías de distribución: la información deberá estar emitida con los lenguajes y medios apropiados para el público al que va dirigida, considerando la variedad de culturas, géneros y edad.
1.5. Información integrada en un servicio sanitario dirigido al paciente: los materiales deben ayudar a las personas a que participen adecuadamente en su propio cuidado. La información debe ser consistente con un sistema sanitario centrado en el paciente en el que se le reconozca su deseo de ser tratado como individuo y a participar en su autocuidado.
1.6. Adecuada para su propósito: valor del material informativo para que, junto a otros materiales e intervenciones sanitarias, contribuya a cubrir las necesidades del usuario respecto al estado o al cuidado de su salud.
1.7. Valoración de la calidad de la información: valorar la inclusión de fecha de producción y últimas revisiones, responsable de la elaboración (personas, instituciones, empresas, etc.) y fuentes bibliográficas usadas.
1.8. Comprobar que la información que se brinda está científicamente contrastada y actualizada: congruencia con directrices de guías y demás fuentes de información fiables, procedentes de entidades tales como IDF, ADA, EASD, NICE, FDA, EMEA, etc.
1.9. Inclusión de los datos de referencia: Fecha de producción, Número de versión (en su caso), Fecha de revisión (en su caso), Autor (personas y/o entidades), Datos de contacto.

El “tono” en que se transmite la información determina en gran medida la forma cómo las personas la reciben y lo útil que pueda resultarles. La información es más aceptable cuando se dirige de un modo sincero y constructivo, respetando las capacidades y alentando a las personas a ayudarse a sí mismas sin sobrecargar sus responsabilidades. La siguiente tabla, adaptada de Coulter A, Entwistle V, Gilbert D. Informing patients: an assessment of the quality of patient information materials. (London: King’s Fund, 1998) resume los términos que personas con una amplia gama de condiciones de salud han utilizado para describir lo que les gustaba y disgustaba sobre el lenguaje utilizado en los materiales de información. Tener en cuenta estas opiniones ayuda a la valoración de los materiales de la EDUCOTECA.

  Bien percibido por el paciente Mal percibido por el paciente
2.1.
Relativo al modo
Positivo, esperanzador, con buen humor, optimista, tranquilizador, constructivo, no alarmista Negativo, desganado, remarca todo lo que puede salir mal, alarmista
2.2.
Relativo a la postura
Honesta, práctica, con los pies en la tierra, simpática, comprensible, no condescendiente, no habla mal del paciente No realista, pasa por alto los problemas reales, pasa por alto efectos que pueden sobrevenir, exagera el optimismo, engañosa, sin interés, escrita como quien cumple una tarea, sobreprotectora, hablando mal del paciente, con tono desdeñoso, con ligereza, crítico
2.3.
Relativo a la audiencia
Te habla a ti, se refiere a ti personalmente, te trata como a una persona, usa mucho el “tú”, coloquial, amable, cálido, con toque humano Habla de pacientes y no de personas, lenguaje clínico, impersonal, frío, distante, muy formal, estéril, remoto, seco, como quien cumple con el pago de un impuesto

Se valorará positivamente que los materiale:s contengan una escritura accesible, para lo cual se considerarán los siguientes aspectos:

3.1. Utilización de una fuente clara y fácil de leer.
3.2. Utilización de un tipo de letra no inferior al tamaño de 12 para los lectores en general, 14 para los niños y las personas mayores y 16 a 20 para los materiales dirigidos a personas con problemas de visión.

3.3. Indicar claramente el título en letras grandes (fuentes 20-24)
3.4. Usar mayúsculas lo mínimo posible
3.5. Poner mayúsculas en las cabeceras, por ejemplo "UNA GUÍA PARA LAS PERSONAS CON RETINOPATÍA”
3.6. Evitar el uso exagerado de cursiva
3.7. Utilizar negrita para los títulos o para enfatizar algunos puntos
3.8. Alinear el texto a la izquierda. El texto que se justifica en el centro puede estirar las palabras y frases y hacer que resulten difíciles de leer
3.9. Utilizar gráficos de alta calidad para ilustrar el texto
3.10. Lo ideal es que la impresión de las letras tenga un buen contraste con el fondo (ejemplo: tinta negra sobre papel color crema)


Última actualización: 01/12/2016